29 de octubre de 2011

IDEAS PARA HALLOWEEN - DISFRAZ DE ZOMBIE

¡¡Muy buenos días compañeros!!

Ahora que estamos en vísperas de Halloween, y que seguro muchos de vosotr@s vais a celebrar esta fiesta disfrazándoos y saliendo así a la calle, o reuniéndoos con vuestros amigos, quiero comentaros las ideas que se me ocurren para este año y que voy a llevar a cabo en la elaboración de mi disfraz; así puede que os de alguna idea que podáis utilizar, bien de vestimenta o bien de maquillaje.

Yo me voy a disfrazar de zombie, aprovechando que la nueva temporada de The Walking Dead ha empezado recientemente y está en pleno apoteosis. Así que desde hace unos días estoy pensando y buscando por internet ideas interesantes que me pueden valer y más o menos ya tengo un conjunto de ideas en la cabeza que os quiero contar, aunque muchas de ellas las podéis usar para disfrazaros de otra cosa, pues se trata al fin y al cabo de trucos para dar miedo y/o parecer más terroríficos todavía.

La verdad es que terminaría antes si me comprara un disfraz, pero yo soy más de hacérmelo yo misma, pues así me ahorro dinero y tiro de imaginación, que bien hace falta de vez en cuando.

Veamos mis ideas para mi disfraz de ZOMBIE:

VESTIMENTA:

Si ya de por si, hacerse el disfraz sin comprarlo es bien fácil, si nos decidimos a disfrazarnos de ZOMBIES, la elaboración de la vestimenta es más fácil todavía. Ya que no hay una vestimenta limitada para ello; puede usarse cualquier vestimenta, desde camisetas, camisas, pantalones, faldas, zapatillas deportivas, zapatos, botas… Así que las posibilidades pueden ser infinitas y la originalidad, también.

Lo ideal es coger ropa que tengamos por casa y no queramos, y que estemos dispuestos a romper. Da igual lo que sea; yo, por ejemplo, me vestiré con unas mallas (que no voy a romper), me pondré encima unos piratas a los que le voy a hacer cortes, y una camisa campera negra a cuadros azules que también voy a romper. Es importante que la ropa esté rota de manera que no se note que la hemos roto con mucho cuidado; queda mejor si la tela no está cortada con tijeras, sino simplemente desgarrada (esto es fácil de conseguir; cortamos un mínimo corte con la tijera y hacemos el corte más grande desgarrándolo). Hay que realizar cuantos más cortes mejor, porque así dará la impresión de más zombies todavía.

El disfraz puede quedar mejor si nos ponemos bastante ropa, y si toda ella, por supuesto, se ve; por ejemplo; unas mallas largas debajo de unos piratas, los calcetines subidos por fuera de las mallas, una camisa desabrochada con un sueter o camiseta debajo… claro está que la ropa que nos pongamos debajo no tendremos que romperla, por lo que nos podemos poner ropa que usemos habitualmente, pero la de arriba si que tendremos que desgarrarla. Lo bueno que tiene esto es que podemos disfrazarnos en un momento en cualquier lugar, si salimos de casa con la ropa que llevamos debajo y nos ponemos luego solo la ropa desgarrada por encima.

Para favorecer un poco más el disfraz de zombie, podemos manchar la ropa desgarrada con pintura, especialmente témpera roja, para que parezcan manchas de sangre. Tampoco debemos poner especial cuidado en manchar la ropa porque si la manchamos sin demasiado miramiento, quedará más real. Podemos hacer diferentes efectos, como por ejemplo, mancharnos los dedos y limpiárnoslos con la camisa, para que se vean las huellas, y cosas por el estilo. Esto ya depende de cada uno.

MAQUILLAJE

Un buen maquillaje es imprescindible para un buen disfraz, y en este sentido el maquillaje de zombie puede ser muy fácil de realizar pues no se necesita una regla básica, o seguir un modelo determinado, para ello.

Si se trata de Halloween, hay que tener en cuenta que deberemos usar colores terroríficos; los colores más apropiados para esta festividad son el blanco, el rojo y el negro, tanto para el disfraz de zombie como para cualquier otro de terror.

Para maquillarnos la cara, podemos usar las típicas pinturas con las que se maquillan los niños, pero yo opto por usar maquillaje real, aunque barato (está claro que no vamos a usar nuestro maquillaje habitual, que generalmente será caro, para usar bastante en esta noche). Aún así, siempre hay que tener en cuenta que estaremos aplicándolo sobre nuestra piel y cada piel tiene una tolerancia determinada a según qué clase de productos, así que esto debe tenerse en cuenta, y aplicar una base hidratante si es necesario antes de proceder a empolvar nuestra cara.

Como sabéis, los zombies parecen tener grietas en la piel, así como alguna que otra cicatriz. Las grietas podemos hacerlas con algodón; para ello, pegamos una gasa sobre la piel (con pegamento especial para piel) y sobre la gasa, pegamos el algodón. Podemos, o bien pegarlo en algún lugar de la cara o bien cubrir toda la cara con algodón. Después, con una base de maquillaje grasa de color piel, procedemos a maquillar tanto la cara como el algodón.

Podemos usar maquillaje oscuro para crear relieves en la piel; por ejemplo, para hundir los ojos (lo aplicaríamos alrededor de ellos, tanto en el párpado como en las bolsas) como solamente en las zonas delimitadoras, para crear relieve hacia afuera. Y para darle un poco más de realismo, podemos difuminar un poco de sombra de ojos roja sobre el negro. Todo el maquillaje que apliquemos deberemos difuminarlo, para que quede más real.

También podemos aplicar, en diferentes zonas de la cara, polvos blancos para que el color de base no quede tan uniforme, así como polvos negros para crear efectos de luz y sombra que con un poco de gracia quedarán muy originales.

Para simular sangre, podemos pintarnos la cara con pintura roja, pero yo opto por crear un líquido rojo y echarlo por la cara para que se vean las gotas y el recorrido que estas han realizado, pues así nos quedará mejor. Podemos hacer sangre mezclando miel y kétchup, de manera que quede una masa un tanto espesa pero tampoco demasiado, para que se fije la gota en nuestra cara.

Para conseguir un mayor realismo, podemos despeinarnos y ayudarnos de laca o gomina para crear un efecto mayor, cuantas más greñas tengamos mejor que mejor y cuanto más despeinado tengamos el pelo, más todavía.

Y, si queremos todavía más, podemos pintarnos las uñas, también sin demasiado miramiento, e incluso maquillarnos las manos o usar guantes de látex con pintura roja para simular sangre.

También podemos comprar objetos de miedo, como hachas, cuchillos y demás.

En fin; estas son mis ideas, como veis, es un disfraz bastante sencillo que podemos mejorarlo con un poco de imaginación, haciendo que quede realmente chulo, y que no nos va a costar casi nada de dinero. Así resulta más divertido disfrazarse y por lo menos desarrollamos un poquito nuestra imaginación, que buena falta hace, sobre todo en niños.

Pues nada, espero haberos sido de ayuda, ya os contaré como termina mi disfraz…y como termino yo!!

Gracias a tod@s por leerme!

Un beso!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡Coméntame!!

¡BUSCA LO QUE QUIERAS!

Cargando...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...